Un nuevo comienzo

Entrega final de HFC - Publicación original: 05.05.2014

créditos imagen: NA - tomade desde: https://vignette.wikia.nocookie.net

La vida es cíclica. Punto. Todo lo que inicia, acaba y todo lo que acaba, en algún minuto tiene que volver a iniciar.

Así fue como el equipo "rojinegro" volvió una vez más a las canchas para participar en el Mundial de Clubes, en el coliseo de Costa del Este. Terminada la temporada de transferencias, el equipo pudo terminar de armar su plantel para hacer frente a un nuevo desafío. Con caras nuevas y otras no tanto, se comenzó la pre temporada a paso firme para tratar de poner a punto a los nuevos elementos.

El primer juego fue algo para olvidar. Se jugó contra un antiguo rival GBM. Si bien en el papel se veía complejo, no lo fue al comienzo del encuentro, donde el equipo de las herramientas pudo imponerse en el marcador por varios minutos ganando por la mínima. El problema fue de novatos... La ansiedad terminó por apagar las esperanzas ante un equipo de experimentados que controló absolutamente todo. El juego terminó con un 3 - 5 a favor de la subsidiaria de computadores.

Luego de aquel amargo debut. Un equipo ya conocido fue el que encendió las alarmas a los residentes del Plaza Guadalupe. El equipo de Mario Bros venía con "sangre en el ojo" a enfrentar a los hiltianos, y por supuesto que no querían darnos consejos. Las estadísticas eran lapidarias tres encuentros previos, tres derrotas para los naranjas de la marca oriunda de Japón.

El juego comenzó con gran ventaja para el local con un rápido 2 - 0, se veía venir una noche gloriosa para el equipo que vestía de rojo furioso. Sin embargo, el fantasma de la ansiedad visitó nuevamente las canchas de Gol de Oro transformándose en un jugador difícil de superar. El encuentro fue rápido, de ida y vuelta, con lluvia y mucho desgaste físico, pues la cancha estaba a una velocidad no apta para sedentarios. Fue así en esa vorágine, cuando en una jugada digna de ser revisada en la sección de "polémicas" de algún programa deportivo de domingo por la noche; Jezhiel se juega la vida por anticipar una jugada llena de peligro del rival y recibe una patada criminal en el pómulo izquierdo que lo dejó maquillado por el resto de la semana y que amenazaba con amedrentar al portero oriundo de la isla de la fantasía.

Luego de aquella reprochable acción, pues todos vieron el golpe mal intencionado menos el arbitro, el juego continuó con la misma intensidad y así fue cuando por unos minutos todo se derrumbó... el equipo comenzaba a tocar fondo perdiendo 3 - 4.

Quedaban minutos para que acabara el juego. Desde la línea todos gritaban, el ambiente era de angustia. El equipo sabía que no se podía perder (caer dos juegos en línea podía resultar demoledor). Y aquí me quiero detener y reflexionar sobre aquellos jugadores que marcan la diferencia. Criticado por el bajo nivel demostrado en algunos encuentros, en una jugada de otro partido; Fontes se echó el equipo al hombro, tomó el balón, encaró, ganó posición y desde 6 metros puso un zapatazo furioso que reventó la red del rival. Era el 4 - 4 con que cerró el encuentro.

Así fue como entramos al tercer juego estimados... Hoy 9 fueron los gladiadores que dijeron presente en la búsqueda del esquivo triunfo. Nueve fueron los poetas que escribieron verso a verso el poema de la victoria. El juego fue limpio. Esta vez, los penales y las cartulinas de color no vieron acción, eso a pesar del teatro y los piscinazos en que incurrió el rival y de los cuales no voy a escribir.

Como es ya la costumbre, el juego se comenzó ganando, sin embargo, hoy era el día en dónde se tenía que romper la maldición de los juegos que no se podían ganar. Un inspirado Manel fue el gran verdugo para el desconocido "Alsbio". Sin embargo cuando hablamos de fútbol, hablamos de jugadas... esas jugadas que desatan la explosión de innumerables emociones y esta noche hubo una que es digna de mantener en la retina y memoria colectiva. Avanzaba el primer tiempo, transcurrían ya mas de 10 minutos y el juego seguía 0 - 0. Se creaban oportunidades, pero no había definición. Necesitábamos meterla adentro y los remates normales no daban resultados... y entonces vino, una genialidad hecha por un genio... esta fue la escena: venía un ataque furioso, armado, rápido por derecha, los defensas corriendo hacia su propio arco, Manel corría a toda velocidad por derecha, saca un centro y ahí dentro del área chica Delrieu definió como los guapos del fútbol, tocándole la oreja al rival que con un rápido cruce de piernas se inventó un taco precioso que la coló adentro, era el primero.

Así como dije que no hablaría de los piscinazos, tampoco voy a hablar de mí gol, así es señores... hoy marqué (modestia aparte), no explicaré muchos detalles y sólo me limitaré a decir que tras una falta sobre unos de los nuestros, el balón quedó picando a 3/4 del área enemiga y sin pensarlo dos veces, puse un disparo violento, certero, imparable... era el cuarto... hasta que el de negro dijo lo contrario, pitó y decidió regresar la jugada para cobrar el tiro libre... fue un golazo y como tal fue anuladazo.

Page top