El juego verdadero

Tercera entrega de HFC - Publicación original: 29.11.2013

créditos imagen https://scoutium.com

El equipo rojinegro llegaba a su primer encuentro por octavos de final con bastante bajas. Después de dos derrotas consecutivas, el equipo de las herramientas necesitaba aferrarse al amor propio para poder hacer frente a un rival que en el papel se veía complejo. Nintendo era un rival conocido, pues la temporada anterior fuimos capaces de derrotarlos, las circunstancias ahora eran distintas: llegaban como líderes de grupo y con la clara intención de llevarse los primeros tres puntos. Querían dar el primer golpe, y aquí queridos lectores ni la historia ni las estadísticas juegan… aquí no interesa si tus compañeros andan de viaje, aquí no importa si llevas o no hinchada, aquí no importa cuánto grites… aquí comenzaba el juego verdadero.

El desarrollo del juego fue tranquilo. Cada uno salió a hacer lo que tenía en mente. La idea de los pupilos del “Hilti way” era tan simple como compleja… Orden en la marca y Seguridad en la salida. Fácil decirlo, pero muy difícil de ponerlo en práctica. Sobre todo cuando luego de ~8 minutos de juego, te marcan el primer gol, los ánimos caen al suelo y el rival adelanta líneas buscando el K.O. Luego de recibir el balde de agua fría. Los muchachos mantuvieron la calma, no dejaron que el pánico entrara a jugar, hubo miradas, gestos, palabras de aliento y ahí fue cuando volvió a suceder… La pasión y la convicción de que sí se podía dar vuelta se convirtió en el más poderoso de los combustibles, tanto así que quemó las aspiraciones de la contra… una poesía.

En esta fase del torneo. Cada juego es una final. Luego de ir en desventaja, el equipo de Nintendo exploró todas las formas habidas con tal de acortar distancias. El segundo tiempo estuvo marcado por dos polémicas de aquellas. La primera fue un tiro penal cobrado por una falta inexistente y la segunda fue una grosera “mano” que un atacante utilizó para llevarse el balón y anotar. El de negro, que en esta ocasión vestía de amarillo, validó el gol, dejando en el aire una sensación de injusticia de esas que te dan impotencia. Ahí explotó todo. Se vino el caos. Todo el mundo alegaba.

Una desfachatez, que dio pase al descontrol… Entre los reclamos, de pronto en el aire, una cartulina tiñó de rojo el cielo y cual trueno ensordecedor en tarde de tormenta, fue respondida con una pasional expresión humana que sirve para descomprimir la ira e injusticia del corazón… “Chinga a tu madre!” se escuchó de fondo. Esas fueron las palabras que desataron la ira del referee que respondió “Fuera, pero fuera de la Liga!” y uno de los nuestros tuvo que abandonar.

Formación: Con bajas importantes. Pero con fuerte convicción, así formó Hilti en el uno a uno:

  • Jezhiel: Gran nivel. Tomo buenas decisiones cuando tuvo que salir y tuvo tapadas claves.
  • Pablo: Un muro en la defensa, anuló muy bien al rival y ofreció salidas limpias.
  • Rolando: Cobertura en la zona izquierda, con gran labor defensiva.
  • Edgardo: Figura del encuentro. Una actuación de aquellas que marcan diferencia. 3 goles.
  • Fontes: Buena labor de punta. Se destapó y sacó la mufa. 2 goles.
  • Raúl: Entró metido en el partido. Aportó seguridad en la defensa y se proyectó en el ataque.
  • Juan Carlos: No tuvo oportunidad de entrar. Pero fue uno más apoyando en labores de organización del equipo.
  • Adolfo: Entró metido en el juego. Llevó marcas y fue constante amenaza para el rival. Fue expulsado de manera aparatosa.
  • Juan Pablo: Se comió la banda derecha. Marcando y arrastrando marcas para darle chances a Fontes y Edgardo.
  • Manuel: No vio acción en el campo. Sin embargo, tuvo una relevante actuación dirigiendo y aconsejando al equipo.

Page top